Lugares Especiales

UN DIA ESPECIAL EN EL FROST SCIENCE MUSEUM EN MIAMI

agosto 26, 2017

Este verano decidimos que no viajaríamos fuera por motivos de trabajo, así que decidí que era hora de disfrutar todas aquellas atracciones que el sur de la florida ofrece y que no habíamos tenido tiempo de disfrutar.

Ya había escuchado comentarios maravillosos del Frost Science Museum que inauguraron hace menos de 6 meses y tenía mucha curiosidad por ir, así que durante nuestra semana de vacaciones que disfrutamos en Hallandale Beach, FL apartamos un día entero para bajar a Miami y lanzarnos a la aventura

Lo primero que les quiero decir es que las instalaciones son increíbles, a pesar de que el museo está situado en un gran edificio de concreto, la arquitectura y los ecosistemas que diseñaron en él, hacen que en vez de sentirse frio y lejano, da un aire de bienvenida muy interesante.

Los niños desde que llegaron estaban super emocionados y ansiosos sobre lo que descubriríamos allí, además un paseo en familia siempre es motivo de felicidad.

El precio de las entradas está acorde con lo que disfrutaras en el – nosotros pasamos sin darnos cuenta casi 4 horas – Adultos $28 y niños $20 menores de 2 años entran gratis. Puedes estacionar en el mismo edificio, pero les debo advertir que es costoso, es bastante conveniente si vas con niños pequeños, pero como se paga por hora al final del día casi puede llegar a sumar el valor de una entrada adicional, así que tengan esto presente cuando planifiquen su visita.

Lo ideal es comenzar la visita desde el último piso hacia abajo, o al menos así lo hicimos nosotros y me pareció magnifico. Primero fuimos a el área donde está la terraza y puedes ver el estanque de agua que tienen tiburones y peces típicos de la florida además crearon varias réplicas de mini ecosistemas: manglares, playas y un espacio dedicado a los pájaros que es un belleza!

Frost Museum Ecosistema

En ese mismo piso hay un espacio diseñado especialmente para niños entre 2 y 6 años que es más interactivo pero enfocado en el juego – salones interactivos con video y área de juegos con agua – mis hijos amaron esta parte del museo, de hecho antes de irnos me hicieron subir de nuevo para estar un rato más disfrutando allí.

Los pisos intermedios están llenos de salas interactivas sobre el sistema solar, más fauna marina y un par de áreas dedicadas a los sentidos. Todo super bello y bien pensado, nada que pueda hacer sentir a un niño abrumado.

La sorpresa para mi fue al llegar al ultimo piso – el recorrido simula como que vas hundiéndote en el océano – así que cuando llegamos al ultimo salón mi sorpresa fue increíble cuando vi una inmensidad de acuario como en forma de cono, pues tanto los niños como yo nos quedamos sin palabras, fue realmente emocionante!!!

En esta área también tienen un sector interactivo – para niños un poco más grandes- con información super útil sobre el cuerpo humano, las emociones y los buenos hábitos. Toda una joya, además el diseño es increíble y muy divertido. Todo esta explicado tanto en ingles como en español.

Para culminar no pueden dejar de ir al Planetario que es ESPECTACULAR si, en mayúsculas porque se lo merece. La imagen es increíble y el espacio simplemente maravilloso, yo pensé que a los niños quizás les podía dar miedo o aburrimiento, pero no fue así. De igual forma elegimos la película de 2D ya que Victoria no soporta los lentes de 3D.

Antes de despedirme les quería contarle que a pesar de que cuando nosotros fuimos en agosto no estaba la feria de comida lista, el museo destino un espacio donde ofrecían venta de comida tipos sándwiches, wraps y fruta además de un food truck con opciones menos ligeras. Y si quieres llevarte algún recuerdito la tienda del museo esta super bien equipada de muchísimas cosas interesantes para comprar.

Espero que puedan visitar el museo pronto y que me cuentes sus experiencias.

Besos,

Mariabe

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *