Recomendaciones para mamás

BENEFICIOS DE LA LECTURA PARA LOS NIÑOS – 5 Tips para fomentar el habito

marzo 2, 2018

Hola a todas… tenia muchas ganas de escribir este post desde hace días, la idea vino a mi mente cuando fui con mi hijo a visitar la biblioteca publica de nuestra ciudad, si me avergüenzo de admitir que primera vez que voy y tengo 7 años viviendo aquí, y básicamente lo hice porque este ano Fabio ya ha comenzado a leer y es hasta ahora que he estado cayendo en cuenta lo importante que es esta actividad para el desarrollo cognitivo de nuestros hijos.
Así que me puse a investigar y a probar nuevas técnicas que nos ayudaran como familia para adaptar e inculcar el habito de la lectura en nuestro hogar.

Como ustedes saben a mi me encanta compartir con ustedes mis experiencias y todo lo que aprendo durante este proceso de maternidad, así que aquí les dejo información y varios tips que nos han estado funcionando super bien en casa.

Fomentar la lectura a temprana edad traerá a tus hijos muchos beneficios:

– Desarrolla la memoria: Como ejercicio, lee un cuento con tu hijo y cuando termines y como parte de la diversión, pídele que con sus palabras recree la historia que acaba de leer. Veras como poco a poco va mejorando su capacidad de recordar la historia.
– Lenguaje: Para niños pequeños usa libros sencillos y fáciles de entender y haz hincapié en el nuevo vocabulario aprendido. Es importante que al leer a nuestros hijos seamos conscientes de pronunciar todas las palabras de forma clara y correcta – Así estemos haciendo voces especiales para añadir diversión a la historia. Acuérdate que a través de la lectura estamos fomentando el desarrollo de su lenguaje.
– Capacidad de abstracción: Escuchar o leer cuentos permite a nuestros hijos elaborar en su mente y con su imaginación la historia que están escuchando, mientras más detalles obtengan de la lectura más rico será este proceso de abstracción. Como ejercicio cuando leas con tu hijo, al terminar la historia puedes pedirle que escoja una de sus partes favorita y la dibuje usando su imaginación.
– Mejora la capacidad de atención y concentración: Escuchar un cuento o leer un libro requiere del niño un cierto nivel de atención y concentración para poder entender. Como todo en la vida la practica hace al maestro así que al comienzo quizás no puedan mantenerse sentados durante toda la lectura y que se distraigan con facilidad, pero veras que con el tiempo su atención será mayor. Recuerda elegir libros adecuados a la edad de tu hijo y cuando ya son un poco mas grandes déjalos elegir los de su interés.

Podemos estimular el habito de la lectura tan temprano como lo deseemos, de hecho, hay algunas madres que leen a sus hijos cuando aún los tienen en la barriga. Lo ideal sería comenzar a hacerlo desde los 6 meses y hacer que esta actividad sea parte de la rutina diaria de la casa. La mayoría de las personas que conozco y de los libros que he leído recomiendan leer un cuento a los niños como parte de su rutina antes de dormir, eso suena maravilloso y de hecho me hubiese encantado hacerlo, pero particularmente a mi hijo los cuentos le quitaban el sueño y lo estimulaban aun más, así que lo intentamos varias veces hasta que desistimos de la misión. Definitivamente cada niño es un mundo y todas las reglas tienen sus excepciones.

Mi recomendación para todas las mamas que me preguntan es entender cuáles son las cosas que funcionan para tus hijos y tu familia y adaptarlo a tu rutina. Por lo tanto y aplicando mi propio consejo a nuestra familia, la lectura se realiza antes del baño y no antes de acostarse.

¿Pero qué pasa cuando son tus hijos los que comienzan a aprender a leer?

Pues en este caso la rutina cambia un poco y la lectura comienza a ser parte del currículo escolar así que en este punto, está en nuestras manos como madres que ellos vean esta actividad como algo mas que solo tarea y que comiencen a disfrutarla cada día.

Les debo confesar que sobre este tema personalmente he tenido que trabajar muchos aspectos de mi carácter y prepararme para la tarea. Comenzar a leer no es fácil, requiere un trabajo en equipo entre escuela – niño – padres y tener la suficiente paciencia para no transmitir al niño nuestra frustración cuando sintamos que no avanzan tanto como nosotros queremos.

Aquí les voy a dejar unos tips que me han funcionado de maravilla con Fabio (y conmigo) durante este proceso.

1- Reserva siempre un momento del día para la lectura, la consistencia es la clave del éxito, así tu hijo sabrá que siempre tendrá un espacio durante la tarde para esta actividad.

2- Elije un lugar de la casa que sea cómodo, bien iluminado y que no ofrezca distracciones a la hora de la lectura. Los niños suelen distraerse con mucha facilidad y cuando están haciendo una actividad que requiere de esfuerzo y puede traer frustración mucho más. En nuestro caso he tenido que hacer la hora de la lectura cuando mi hija pequeña (Victoria) no esta presente, ya que me di cuenta de que era una fuente de distracción para todos.

3- Acompaña a tu hijo durante la lectura (aleja el celular para evitar interrupciones), si ellos te sienten presente como un apoyo disfrutaran mucho mas la sesión. Además, muestra interés por lo que están leyendo, si es una historia interesante pueden tratar de adivinar que pasara en la próxima pagina y así mantendremos las ganas de seguir leyendo.

4- Regístrate en la biblioteca de tu ciudad y visítala en compañía de tus hijos al menos 1 vez a la semana, este ambiente es definitivamente una fuente de inspiración para descubrir el amor por la lectura, ver a tantas personas realizando una misma actividad te hace sentir identificado. Además, es maravilloso ver sus caras cuando descubren la cantidad de libros disponibles, déjalos que elijan los que ellos quieran y ensénales como funciona el proceso de retirarlos. Esto también cultivara su habito de responsabilidad y respeto por este maravilloso lugar.
En el mes de febrero fuimos por primera vez a la biblioteca publica de nuestra ciudad y Fabio pudo obtener su primera tarjeta para que el mismo pueda retirar sus libros. No se imaginan su emoción, solo ese día leímos 3 libros en el rato que pasamos allí. Aquí les dejo el enlace.

5- Enseña con el ejemplo, que tus hijos vean que tú también amas la lectura será la mejor enseñanza que les puedas dar.

Ya saben conviertan esta actividad en una diversión donde pueden todos compartir como familia. Me encantaría conocer sus experiencias y si ustedes hacen que la lectura forme parte de su rutina diaria.

Besos,
Mariabe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *